Maternar desde el lesbofeminismo

Texto: Luz Cecilia Andrade, Anel Bobadilla y Jennifer Olvera

Fotos: Luz Cecilia Andrade

Las maternidades son diversas y, con ellas, las formas de vivirlas. Desde hace seis años Ana y Adriana decidieron formar una familia lesbomaternal (lesbiana y feminista), y criar juntas a sus hijos Diego, Santiago, (por parte de Ana) y Derek y Dorian (por parte de Adriana). Actualmente forman parte de la Red de Madres Lésbicas en México, una organización que promueve la co-maternidad y su visibilización en el país. 

Según la Encuesta Intercensal del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en 2015 existían 6.21 parejas del mismo sexo por cada mil hogares en México, es decir, 198,502. Los estados con mayor presencia de este tipo de familias fueron Quintana Roo, Estado de México, Baja California, Ciudad de México y Nayarit. La Red de Madres Lesbianas en México, por ejemplo, cuenta con más de 3 mil 300 integrantes y siguen en aumento.

Hasta el momento no existen cifras exactas sobre la cantidad de madres lesbianas dentro de todo el territorio mexicano. Sin embargo,  través de esta serie fotográfica buscamos dar cuenta no sólo de la maternidad de Ana y Adriana, también buscamos reconocer que ellas forman parte de una realidad social que pese ha estar rodeada de procesos que ocultaron y silenciaron la historia de más madres lesbianas durante décadas, hoy celebramos su diversidad y su existencia.

La puerta del hogar que construyen Ana y Adriana con sus hijos está intervenida con frases y dibujos que ellos hicieron. Al reverso una frase que ellas decidieron pintar con gises.

Su casa durante años ha sido adornada por las madres y por sus hijos. Dentro también están pegadas mantas con consignas feministas, banderas LGBTTTIQA y la bandera lésbica.

Diego, Santiago, Ana y Derek platican en su sala de estar, espacio donde se reúnen para jugar y charlar.

Las madres y sus hijos acostumbran pegar y colgar obsequios de sus hijos.

Adriana observa su celular en la cocina. En el muro Ana y ella pegaron los términos y condiciones a los que llegaron junto a sus hijos con el objetivo de tener una mejor convivencia.

Las tareas del hogar se mantienen pegadas en una pared durante toda la semana hasta que decidan cambiar las asignaciones.

Rastros de toda una vida; recuerdos y punturas hechas por sus hijos adornan la pared principal. Adriana se observa por el espejo.

Diego, Ana, Adriana, Derek y Santiago con sus mascotas. Ana y Adriana llevan seis años viviendo juntas. Su boda será el 30 de julio de 2022.

Autor: Cecilia Andrade

Me descubro y descubro a través la fotografía por ser forma y fondo cuando la lengua no alcanza.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: