Las secuelas del Covid-19: así es la vida después del virus

Texto y fotos: Luz Cecilia Andrade

Para muchos la pandemia por Covid-19 significó un cambio drástico en diversas áreas de su vida cotidiana para adaptarse a una nueva normalidad sin precedentes que no parece tener un fin próximo.

Es necesario decir que a este proceso de adaptación se suman también ciertas modificaciones fisiológicas para aquellas personas que se contagiaron y presentan secuelas de la Covid-19, como la falta de gusto y olfato, cansancio agudo, pérdida momentánea de memoria, entre otras.

Por tales motivos, en Voces de quimeras nos dimos a la tarea de preguntarles a personas que han tenido Covid-19 cómo ha sido para ellas el proceso post-virus en sus cuerpos y cómo lo han afrontado.

Secuelas comunes y atípicas del Covid-19

Cuando tres de los cinco integrantes de la familia Andrade enfermaron por el virus  SARS-CoV-2 a mediados de agosto del año pasado, el cansancio, las arritmias cardiacas, la pérdida momentánea de la memoria, la respiración cortada y la falta de olfato y gusto, fueron algunos de los síntomas que llegaron a experimentar durante su cuarentena y que poco a poco fueron superando hasta experimentar sólo algunas secuelas que, a pesar de ser pocas, persisten en varios momentos de su día.

 “Las secuelas que me dejó que yo percibo más son la falta de olfato, falta del gusto y la que más me preocupa es la del cansancio que de repente presento”, comenta el señor José Andrade, quien tras haber cumplido su cuarentena aún conserva parte de las molestias que sentía cuando tenía Covid.

Sentado en su reposet, a modo de analogía, explica que ahora en ocasiones la comida se siente como si estuviera mascando un chicle que no tiene sabor. La sensación de tener algo en la boca insaboro al inicio le sorprendía y al mismo tiempo intrigaba, porque no sabía cuándo iba a percibir la comida como antes.

Con el paso de los días el olfato y el gusto poco a poco regresaron a él, pero cuenta que muchos de los sabores que disfrutaba antes de enfermar, como el del refresco —en especial el sabor de la Coca cola— ya no son los mismos. Ahora estas bebidas tienen para él un sabor metálico, extraño, que ya no disfruta porque no se perciben de la misma manera. “Los olores pues también van y vienen, algunos sí se perciben, sobre todo los cítricos”, menciona.

Además de estas secuelas, el cansancio extremo es uno de los malestares que aún persisten en su día a día a tal grado que tiene que sentarse o recostarse para poder proseguir con sus actividades diarias, ya que ahora cualquier esfuerzo que hace implica una carga de cansancio extra.

Por otro lado, Luz Reyes, esposa del señor Andrade, afirma que uno de los síntomas que más le preocupan era la pérdida momentánea de memoria que tenía durante los primeros días en lo que se contagió. “Se me olvidaba recordar las cosas, si las hice o no las hice y eso a mí me causaba angustia porque soy enfermera y no puedo olvidar las cosas, y más aún, si son más importantes y relevantes, entonces eso me preocupaba”.

A diferencia de su esposo, Luz Reyes en pocos días recuperó su sentido del gusto y el olfato, sin embargo, la particularidad de su caso fueron aquellas lagunas mentales que llegaba a tener. Actualmente esta secuela ya no se presenta como antes, pero su mayor preocupación es quedarse con ese síntoma de forma permanente.

Por último, su hija Diana, quien actualmente ha regresado a trabajar presencialmente, comenta que al igual que sus padres la pérdida del olfato y el gusto fue inevitable. Sorprendida y horrorizada de la inexistente sensación y olor de la comida, comparte que no poder saborear las cosas provocaba en ella la inapetencia: “incluso bajé un poco de peso durante mi cuarentena […] ni siquiera me sentí tan feliz”, expresa.

Para ella, es difícil lidiar también con el cansancio crónico y arritmias cardiacas que llega a tener en el día sin previo aviso porque incluso cuando no está haciendo esfuerzo alguno, su corazón se acelera como su hubiera corrido o hecho ejercicio, generando sensaciones de incomodidad y angustia.

Los  procesos de rehabilitación

Para la familia Andrade sus procesos de recuperación y rehabilitación han sido diversos y largos. Para Luz Reyes ha sido más sencilla que para su esposo e hija, ya que al ser asintomática muchas de las secuelas que llegó a tener han desaparecido más rápido y, por tanto, no ha necesitado de rehabilitación como José Luis y Diana, que sí han seguido un proceso de recuperación de inaloterapia.

“Me han estado dando un seguimiento en el Instituto Nacional de Rehabilitación (INR), me recetaron una especie de inhaloterapia en la cual me mandaron cuatro productos para oler, en este caso aceites y lo tengo que hacer tres veces al día”, comparte José Luis. Su hija, por su lado, además de seguir por un tiempo los mismos ejercicios que su padre realiza, no se limita con los olores que les recetaron y continua por su cuenta identificando diversos aromas y sabores: “creo que sólo hice los ejercicios durante una semana… tal vez tres”, concluye.

Para los tres este proceso que les ha tomado alrededor de seis meses no ha sido sencillo. Hay días en los que los sabores y olores se perciben más que otros y por momentos la preocupación de sentir cansancio extremo así como otros síntomas, supone una carga más a su día a día que tienen que sobrellevar para seguir con sus rutinas diarias de trabajo, las cuales se suman a las de otras miles de personas que pasan por una situación similar y que tienen que salir adelante en esta pandemia. 

Autor: Cecilia Andrade

Me descubro y descubro a través la fotografía por ser forma y fondo cuando la lengua no alcanza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s